domingo, marzo 19, 2006

Nada como el botellón para mantener una buena conversación

Las comparaciones son odiosas. Sobretodo cuando nos dejan a los españoles en evidencia. Mientras que en Francia cientos de miles de jóvenes se manifiestan contra un 'contrato de primer empleo' que significará un recorte sin precedentes de los derechos de los trabajadores menores de veintiséis años, a los jóvenes de nuestro país sólo les preocupa demostrar quién la tiene más grande: quién consigue organizar el botellón más multitudinario, quién se emborracha más y quién soporta más drogas.

Y por si la publicidad que le están dando todos los medios de comunicación no fuera suficiente, se han montado hasta un foro donde comentar sus hazañas.

Me parece vergonzoso estar dando una imagen tan patética al resto del mundo. Si el futuro de España va a depender de esta juventud de sodoma y gomorra, yo quiero ser francés.

Qué le vamos a hacer, somos un país de izquierdas, para lo bueno y para lo malo.


En los altavoces: Astrud - Algo Cambió

4 comentarios:

Legado dijo...

No puedes ser tan pesimista.

La reivindicación de los españoles va mucho más allá PARA ALGUNO DE NOSOTROS. No es para ver quien bebe más, o quién lo hace de forma más masiva. El tema en si es que no nos pueden quitar la calle, PERO QUIÉN SE HAN CREIDO para quitarnos las calle. De quien narices es esta tierra. De cuatro pelagatos del PP o del PSOE que deciden que la calle es de ellos y que se acabó. Ellos dictan si yo puedo expresarme de una manera o de otra. Y lo más duro es que piensan que de esta manera hacen que el consumo de alcohol entre la juventud decrezca. PERO VENGA HOMBRE. Lo que crean son alcoholicos anónimos.

Mira te dejo el manifiesto que hice en mi blog y que 86400 copió en su blog.

http://legado.blogsome.com/2006/03/18/manifiesto-por-el-botellon/

Nani dijo...

mmm, yo no digo que no, legado. pero estoy, hoy, 100% de acuerdo con renko. hay miles de cosas por las que protestar en este país y mira qué es lo que más nos llama la atención. quiero decir, hay cosas que nos están mermando mucho más como personas. está muy bien eso de que no nos quiten nuestras calles. pero el tema es cómo se está planteando está concentración del "botellón". la verdad es que dudo mucho que AnaLaura vaya al macrobotellón a reivindicar que la calle es suya. de todos modos, los medios de comunicación también se han empeñado en dar una imagen excesivamente patética de todo esto. eso influye de cara a que, los 5 de los 500000 que os manifestábais, perdiéseis credibilidad de cara a todas aquellas personas mayores que no han llegado a conocer el fenómeno "botellón" y que no alcanzan a comprender la mínima protesta de todo este fenómeno. aymway, sigo creyendo que hay que partir de unas reivindicaciones más básicas y esenciales (como las francesas) para seguir luego con botellones y demás. yo también quiero ser francesa, renko. hoy me sumo y te toca un punto a ti!!

Renko dijo...

Legado, tu manifiesto ya lo había leído, que por cierto, no sé cómo llegó hasta mi correo personal....

Sinceramente, a mi, como joven, hay cosas que me interesan y que me preocupan más que el supuesto derecho a emborracharme en la calle junto con mi grupo de amigos. Cosas como por ejemplo que dejen de subir los tipos de interés y que deje de ser imposible que me pueda pedir un préstamo, que se establezcan medidas que nos permitan acceder a nuestra primera vivienda, que tengamos unos sueldos dignos tanto los que tenemos que currar mientras nos sacamos la carrera como cuando terminamos los estudios, que el Gobierno acabe con eta, que dejen de morir miles de africanos en nuestras costas, y que se sepa la verdad del once de marzo de una vez por todas, caiga quien caiga.

Es por ello que tu manifiesto me parece una frivolidad, pero bueno, no todos tenemos por qué tener las mismas inquietudes.

Renko dijo...

Y estoy completamente de acuerdo con Nani, seguro que el 99,9998% de los que fueron al botellón, no protestaban por nada, simplemente iban a emborracharse. Basta con leer los mails que nos han llegado a nuestros correos en los que el único objetivo que se menciona es ser más que en Sevilla.