domingo, julio 30, 2006

Sólo dos cosas del viernes

La primera: que he volado de Spanair para empezar en un nuevo trabajo. Se trata de la empresa mejor posicionada en Baleares en la distribución de material informático y se supone que voy a estar en el departamento de contabilidad. Solo que ellos no saben que yo no tengo la menor idea de contabilidad. Y no lo saben porque en la entrevista no me lo preguntaron. Que me lo hubieran preguntado, ¿no? Pues eso. Vale, seguramente la culpa fuera mía por desviar la atención de mi entrevistador hacia temas que poco tenían que ver con la administración empresarial, como la belleza de los pueblos mallorquines o mi teoría de por qué es mejor alquilar una vivienda frente hipotecarse. Es lo que pasa cuando tienes el culo curtido por mil entrevistas de trabajo: que llega un momento en el que tú decides el curso de la entrevista, y no el entrevistador. Ahora a ver como me las arreglo con lo de la contabilidad para que no se den cuenta... Vaya follón.

Y la segunda: Que J.J. Santos ha dejado Onda Cero y su Al Primer Toque. Una verdadera lástima para los que trasnochamos con la oreja pegada al transistor. Con el adiós de J.J. la radio pierde a uno de los mejores periodistas deportivos que hay en la actualidad, que, a pesar de haber sido maltratado por el EGM (parace mentira que en el año 2006 todavía no exista un medio libre de manipulación que ofrezca los datos fieles de las audencias radiofónicas del día anterior, como ocurre con la televisión), a base de trabajo y honestidad ha sabido hacerse un nombre y curtirse una reputación en todos los medios informativos posibles, esto es, en televisión, radio y prensa escrita (sólo le falta tener un blog). Y digo a base de trabajo y honestidad porque siempre ha rehuido de cierta fórmula, que tan famosos a hecho a algunos periodistas que se creen los reyes del mambo, y que no es otra que captar la atención del oyente morboso al que sólo le interesa el conflicto, el insulto fácil, la politización, el enfrentamiento y los trapos sucios de todo lo que se mueve y todo el que se mueve en el mundo del deporte. Seguro que todos acabamos de pensar en José María García o en José Ramón de la Morena. Por eso le deseo a J.J. (para quien no lo sepa, José Javier, que parece que todos en este país se llamen José) toda la suerte del mundo.




En el Winamp: Standard - On The Floor

2 comentarios:

Mak dijo...

jejejejejejeje buena táctica esa de la entrevista. Un consejo, tú pregunta, pregunta y pregunta, más que nada si te miran raro di que es para saber cual es su forma de trabajo desde el principio y amoldarte a sus pautas y criterios, eso les encatara a los "antiguos", te enseñarán y se notara menos que eres un pez en conta ;-P

Renko dijo...

Jé, gracias por el consejo :-)